La huida a Egipto de noche
Firmada y fechada Rembrandt f. 1651 (el 6 invertido)
Aguafuerte, buril y punta seca
6 estados
1er estado
La mano derecha de José no está sombreada; se sombreará en el segundo estado, así como una parte de la cabeza del asno.
BNF, Estampes, Rés. Cb-13a
"Así que se partieron, he aquí que un ángel del Señor se aparece en sueños a José, diciéndole: “Levántate, toma contigo al niño y a su madre y huye a Egipto, [...] porque Herodes va a buscar al niño para acabar con él.” Él, levantándose, tomó consigo al niño y a su madre, de noche, y se refugió en Egipto."
(Mateo 2, 13-14).

Rembrandt fue muy sensible a este tema en el transcurso de su carrera. Le dedicó ocho estampas desde 1627 a 1654, cinco sobre la andadura de los fugitivos y tres sobre la pausa durante el trayecto, conforme a la iconografía tradicional. La interpretación estilística y técnica es muy variada; refleja no solamente la evolución del artista a través de un mismo asunto, sino también su asombrosa creatividad. Aguafuerte de leve trazo, semejante a un dibujo a pluma o a punta de plata, o bien más elaborado en busca de efectos luminosos, escenas nocturnas de técnicas combinadas e incluso modificaciones de una lámina de Hercules Seghers (1589/1590 - ca. 1638), un pintor y grabador admirado por Rembrandt.
En la presente Huida nocturna a Egipto, puntuada por los reflejos vacilantes de un farol y un pálido claro de luna, Rembrandt plasma por medio de una sucesión de estados el avance de la noche y de sus acuciantes tinieblas en torno a esta familia de fugitivos. La luna que les iluminaba débilmente al principio, deslizándose entre oscuras nubes, se difumina de forma gradual. El farol que sujeta José mientras tira de la brida del asno no proyecta ya sino una tenue refulgencia sobre él mismo, la cabeza del pollino y el velo de la Virgen, bajo el cual se adivina al Niño. El cielo se ha ennegrecido totalmente, hasta confundirse con los árboles, y los personajes se atisban apenas en una penumbra de opacidad cada vez más inquietante.
La sutileza de las figuras y de los contornos del asno esbozados por la luz tan sólo se aprecia plenamente en las primeras estampaciones.
G. L.

 
 
 
Esta imagen está disponible en el Banco de imágenes.
Usted puede encargar una reproducción.
Al pagar en línea, usted se beneficia del servicio rápido.
Añada la imagen a su cesta.
 
encargar