Jesús ante Pilatos o "Ecce Homo" vertical
Firmada y fechada 1635 al 1er estado y 1636 al 2º estado
Aguafuerte y buril. 549 x 447 mm
5 estados
2º estado
La firma y la fecha, bajo el péndulo en el primer estado, están aquí en el margen inferior, y el año de 1635 ha sido modificado: Rembrandt f. 1636 cum privile. El grupo de personajes del centro, Pilatos y los hombres situados ante él, que no se había representado, aparece en esta fase. Se han añadido trabajos en diversos puntos (muchedumbre, pilar, reloj), siguiendo los retoques efectuados en la prueba del primer estado del British Museum (fig. nº 20). En el tercero, el hombro derecho del hombre que hay delante de Pilatos se borrará con el bruñidor y se alargará la pierna derecha de Jesús. En el cuarto estado se incorporarán más elementos, así como una nueva inscripción en el margen inferior: Rembrandt pinxit. Malboure excud. Rue St. Iacques au dessus de St. Benoit à l’Imprimerie de taille douce. Malboure, responsable de los cambios en la "imprenta de talla dulce", estaba activo en París hacia 1740.
BNF, Estampes, Rés. Cb-13a
La lámina, una de las más grandes de Rembrandt, fue grabada aparentemente en el transcurso de dos años. Reproducía una grisalla (National Gallery, Londres). Imitando el ejemplo de Rubens, el artista se ejercitaba en el grabado de reproducción, que había iniciado en 1633 con El Descendimiento de la cruz, realizado a partir de una pintura del ciclo de la Pasión que le había encargado Federico Enrique de Orange-Nassau. Sin embargo, tras aquellas dos tentativas abandonó esta posibilidad de difusión de sus pinturas a través del grabado.
Esta composición en diagonal donde el grupo principal, Jesús, Pilatos y los sacerdotes en un cono de luz, se alza frente a una marea humana, representa el instante decisivo de la condena a muerte de Jesús. Pilatos no se dirige a la turba sino a los pontífices, según el texto de san Juan (19, 6): "Tomadlo vosotros y crucificadle, pues yo no hallo delito en él." Pero uno de ellos insiste, amenazador, en que el gobernador romano empuñe la vara de la justicia, una rama de fresno de más de dos metros que intervenía aún en la ceremonia de petición y pronunciamiento de la pena capital. Los caracteres grabados en su pañuelo son ilegibles, al igual que los que adornan la toca del otro sacerdote que extiende la mano hacia la multitud. En la pintura en grisalla se puede descifrar JHWH («señor" en hebreo), seguido de Al o El, quizá las primeras letras de Elohim (Dios). Rembrandt se ha representado tocado con una gorra detrás del alabardero que vemos a la izquierda de Jesús, como hacía tan a menudo, acaso para constatar la responsabilidad de todos los individuos en esta condena de un inocente.
Hasta el siglo XIX, el Ecce Homo y su pareja, El Descendimiento de la cruz, fueron tenidos por dos de los grabados más bellos de Rembrandt. Más tarde estas obras barrocas, características del grabado de calidad del siglo XVII holandés, se atribuyeron a un alumno suyo, Jan van Vliet. Parece ser que el artista hizo algunas indicaciones a Van Vliet, básicamente retocando el primer estado con pintura al óleo, y que luego introdujo asimismo varios retoques con la punta seca y el buril en los estados segundo y tercero. Van Vliet sería empero el autor del grupo central y del conjunto de la estampa.
Veinte años separan esta pieza, que obtuvo un rotundo éxito, de la otra sobre el mismo tema, considerada actualmente una de las obras maestras de la estampa y descrita en la reseña del Ecce Homo horizontal.
G. L.
 
 
 
Esta imagen está disponible en el Banco de imágenes.
Usted puede encargar una reproducción.
Al pagar en línea, usted se beneficia del servicio rápido.
Añada la imagen a su cesta.
 
encargar