El entierro de Jesús
Aguafuerte, punta seca y buril. 211 x 161 mm
4 estados
2º estado
Para crear un efecto de oscuridad, ha trabajado mucho más la plancha, cubriéndola de trazos de buril y punta seca que se adivinan bajo la capa superficial del entintado. En el grupo en torno a Jesús y en éste mismo, los trazos paralelos y algunos cruzados son finísimos.
Pergamino dorado.
BNF, Estampes, Rés. Cb-13a
Serie Escenas de la vida de Jesús, 1654
Las pruebas que se exponen de esta estampa son un ejemplo muy representativo de la manera de trabajar de Rembrandt a mediados de los años cincuenta, de su interés por experimentar y por llevar a sus últimas consecuencias no sólo las diferentes técnicas de grabado, sino también las infinitas posibilidades que existen de conseguir imágenes muy distintas a partir de una misma plancha según cómo se haya entintado y limpiado. Por último, su sabiduría en la elección de distintos tipos de papel, e incluso pergamino para la estampación, le permite lograr que cada ejemplar parezca único por los efectos de luz y sombra, de calidez o brillantez de la imagen. Ya en 1752, Gersaint advirtió que esta estampa era más notable que ninguna otra por la variedad de sus impresiones.
La escena transcurre dentro de una enorme cueva, donde unos hombres están a punto de depositar el cuerpo de Jesús en una fosa muy profunda abierta en el suelo con la ayuda de otro que se ha metido en el hueco y lo sostiene por debajo. A sus pies, José de Arimatea y la Virgen María contemplan entristecidos el enterramiento. Cierra la composición una figura de espaldas que, en algunos ejemplares, parece que sostiene una lámpara para iluminar la escena. La estampa tiene una fuerza y una sobriedad sobrecogedoras. La composición sólo se puede apreciar en el primer estado de la plancha grabado al aguafuerte pues, a partir del segundo, Rembrandt, además de cubrirla con un finísimo entramado de líneas para lograr el claroscuro, empieza a experimentar con el entintado, que a veces tapa casi por completo las figuras y las hace muy difíciles de distinguir.
El conjunto de pruebas que se exhiben permiten apreciar la variedad de imágenes que Rembrandt conseguía al entintar la plancha de manera diferente en cada caso. La del primer estado, grabada al aguafuerte con algunas líneas de punta seca y estampada sobre papel china, muestra la composición, clara y simple, y su modo de construir la estructura de las formas a base de líneas, en su mayoría paralelas, agrupadas para crear manchas de color. En esta imagen se aprecia la soltura extraordinaria del dibujo del cuerpo de Jesús.
En la prueba sobre pergamino de tono dorado del segundo estado de la plancha, Rembrandt consigue plasmar todo el dolor y el silencio que rodea un entierro. La escena se desarrolla en una oscuridad casi total; la tinta que dejó sobre la plancha ha empapado el pergamino creando una imagen muy oscura, terriblemente triste, el cuerpo de Jesús apenas resplandece, como si se fuera apagando, y su luz apenas llega a los personajes que le acompañan.
En el tercer estado, sobre papel europeo, también ha creado con el entrapado una imagen en penumbra. No hay un foco de luz identificable, pero tanto el cuerpo de Jesús como los demás personajes se hacen visibles gracias a un resplandor que quizá proceda de una luz que sostenga el personaje situado de espaldas, en primer término. Otro ligero resplandor, que surge de detrás de los arcos tras las oscuras formas semicirculares de las calaveras, rompe la monotonía del fondo.
La prueba del cuarto estado es muy diferente de las anteriores. Una fuente de luz, que procede de la parte inferior de Jesús, ilumina a todas las figuras que le rodean y permite ver la forma de la cueva. Es una prueba en la que Rembrandt ha buscado unos fuertes contrastes entre el blanco del papel y el negro de la tinta.
Según White, El Entierro está inspirado probablemente en un dibujo de Polidoro da Caravaggio, del que Rembrandt hizo una copia que se conserva en el Teylersmuseum de Harlem; Ackley cree, sin embargo, que se basó en el diseño de Perino dal Vaga que se encuentra en el Fogg Art Museum, Harvard University. El dibujo de Rembrandt para componer las figuras de este grabado está actualmente en Berlín.
E. S. P.
 
 
 
Esta imagen está disponible en el Banco de imágenes.
Usted puede encargar una reproducción.
Al pagar en línea, usted se beneficia del servicio rápido.
Añada la imagen a su cesta.
 
encargar