Retrato de Lieven Willemsz van Coppenol
BNF, Estampes
Rembrandt grabó dos retratos de Coppenol, éste en el que aparece con su nieto y que se suele llamar el Coppenol "pequeño" y otro denominado "el grande", que es el retrato de mayor tamaño que grabó el artista a lo largo de su vida y para el cual había hecho un boceto preparatorio al óleo casi de las mismas dimensiones. El Coppenol "grande", de composición muy sobria y elegante, representa al calígrafo mostrando al espectador sus herramientas de trabajo, el papel y la pluma de ave, muy destacados por un foco de luz. El único adorno que se observa en la estampa son unos sencillos cortinajes que le sirven de fondo, pero su gran formato, la delicadeza del modelado del rostro y la intensidad de la mirada hacen de este retrato una importante obra de arte.
E. S. P.